martes, 27 de octubre de 2009

Microcuento lírico


No llores hijito

seguiré siempre a tu lado

no sufras gordito

que sólo de cuerpo me he marchado


Que pena que tan pronto

te tuve que dejar

pero son vueltas de la vida

destino le han de llamar


Ése día, en casa debería haber estado

pero sabes cómo es tu tía, convencerme siempre ha logrado

tú chiquitito en tu cama dormías

soñando con autos y cuentos de fantasías


En el mundo existen muchas historias

y sé que en este momento piensas que hay más penas que glorias

pero de ahora en adelante de aquí arriba te voy a cuidar

que nada malo te pase, eso voy a vigilar


Desde ahora en adelante no sentirás más frío

seré yo tu calor al despertar

jamás nunca te sentirás desprotegido

pues seré tu ángel guardián


Cuando comiences a crecer

no podré estar allí para poder ver

pero tienes a tu gran padre

que algo logrará entender


No me da mucha pena marchar

algun día, otra quizás ocupe mi lugar,

no me da mucha pena marchar

ustedes son fuertes lo sabrán superar.
Naomi Elgueta